Mostrando todos los resultados (5)

Son una de las conservas más demandadas del mercado y es fácil entender el porqué. Los pimientos de piquillo asados se pueden emplear en infinidad de recetas y siempre resultan de gran utilidad en la cocina. Sólo por el tiempo que te ahorras en preparar este tipo de producto desde cero ya merece la pena comprar nuestros excelentes pimientos en conserva.

En Conservas Serrano seguimos el proceso de preparación tradicional que empieza con la selección de los mejores pimientos de las huertas riojanas y concluye con la atractiva presentación de un producto versátil que puedes emplear en prácticamente cualquier menú. Carnes, pescados, guisos, arroces o ensaladas. Todas estas opciones admiten muy bien el empleo del pimiento asado y en conserva aportando ese toque de sabor excepcional que diferencia a los platos convencionales de los menús gourmet.

Tras asarlos de manera homogénea procedemos al pelado a mano y a su preparación para el correcto envasado. Y es que aparte del pimiento de piquillo asado más tradicional también trabajamos con otro tipo de recetas exitosas como el pimiento confitado o los pimientos en tiras condimentados con ajo y aceite de oliva. No faltan en nuestro catálogo variedades específicas de este manjar de la huerta como el pimiento najerano, más grueso que el pimiento común, o el cristal, que por el contrario es más fino y delicado. Y por supuesto están los pimientos enteros, geniales para un relleno de carne, de pescado o de verduras.

Al natural, en ensaladas, rellenos o acompañado de atún y anchoas sobre una rebanada de pan. Tienes múltiples maneras de probar estas sabrosas joyas de la huerta con todas las garantías de calidad de un producto de gran categoría. ¿A qué estás esperando?