Mostrando todos los resultados (14)

Es increíble lo mucho que puede cundir uno de estos botes de legumbres. En un momento estás sin menú y un rato después tienes en la mesa un estupendo plato repleto de sabor y salud. Es una de las grandes ventajas de guardar siempre en la despensa unas conservas de legumbre de la mejor calidad: te resuelven el menú cuando más lo necesitas.

Si hubiera que ponerle un pero a las legumbres es que para cocinarlas hay que ser un poco previsores y el tiempo es algo que no siempre juega a nuestro favor. ¿Has olvidado poner las lentejas en remojo? Ya no tienes de qué preocuparte. Con las legumbres de Conservas Serrano siempre tendrás una opción lista para usar.

La manera más práctica de introducir las legumbres en la dieta habitual es la de las conservas. Sólo tienes que abrir el bote ¡y ya están listas para el consumo! De este modo puedes comerlas más a menudo sin que ello te implique invertir más tiempo en la preparación de tus menús. De hecho, vas a disponer de muchas más opciones a la hora de cocinar tus platos: guisos, potajes, ensaladas, revueltos… Las legumbres de Conservas Serrano se pueden consumir tanto en crudo como cocinadas con otros ingredientes que incrementen su delicioso sabor.

Aparte de las legumbres en conserva habituales como las lentejas, los garbanzos o las alubias, te animamos a probar otras combinaciones tradicionales como los garbanzos con espinacas y las alubias con borrajas o con cardo. Un golpe de sartén, un poquito de pimentón y tendrás listo un plato espectacular con el que disfrutar de una dieta equilibrada.